Google+ (So what's the buzz?)

21/07/2011

Últimamente se habla bastante de Google+, y ya he visto dos personas que claman al cielo sus bondades y que van a darse de baja de Facebook porqué Google+ ... mola +. Yo llevo tan sólo 15 días en Google+, y la verdad es que no le veo el qué. A decir verdad, no le veo futuro, básicamente por una sola razón: Google+ no soluciona ningún problema, y eso es básico para que un proyecto de este tipo funcione. Quizá alguien pregunte... ¿Y qué problema soluciona Facebook entonces? Muy sencillo: Tal y como lo veo yo, el gran éxito que ha tenido Facebook es el hecho de que solucionaba un problema muy común en la generación de usuarios de 20-y-tantos años para arriba: Habíamos perdido el contacto con viejas amistades, y Facebook nos ha facilitado reencontrar esas viejas amistades. De los 60-y-tantos amigos que tengo en Facebook, la mayoría son viejos amigos del colegio que casi daba por muertos, o quién sabe dónde estaban hasta ahora. Gracias a Facebook, hemos restablecido el contacto.

Bien, ahora aparece Google+, con su me too. El problema que le veo es que no me soluciona ningún problema (valga la redundancia). A los viejos amigos ya los reencontré. Pero a parte de eso, hay más. Google+ parece una versión extendida de Buzz, o de Twitter, vaya: yo puedo seguirte y ver qué dices. Pero tú no tienes un muro dónde yo pueda escribirte cosas y que nuestros contactos en común lo vean. Dicho de otro modo: Si lo único que me permite es seguir lo que dices, para eso ya tengo Google Reader que apunta a tu blog. Tampoco hay grupos. Sí, ya sé que la mayoría de grupos de Facebook son de dudosa utilidad (léase "A ver si estos dos melones tienen más fans en Facebook que Cristiano Ronaldo"). Pero al menos los grupos son divertidos, y bien usados pueden ser una herramienta muy potente, igual que los eventos de Facebook.

Conclusión

Hay un tweet muy gráfico para lo que quiero expresar: "Facebook=family reunion | Twitter=Cocktail Party | Google+=Conference". Google + es como una edificio lleno de salas de conferencias. En cada sala hay un conferenciante y algunas personas escuchando. No le veo demasiado el componente de "social" en todo eso, y dudo que llegue a ser lo que en el mundo anglosajón se denomina the next big thing.